La muralla a la luz de las velas

Las noches de los sábados de agosto, en Pamplona, se llenan de magia y encanto. Año tras año, y ya van cinco, decoramos con 10.000 velas y 300 palés una velada inolvidable.

Encender las velas es el elemento fundamental de las noches estivales. Repartimos veinte mil las cerillas para que niños y mayores, grande y pequeños, se atrevan esa noche a jugar con fuego.

La velada cuenta también con actuaciones musicales en vivo de gran calidad y, como como colofón a la velada, 3 carpas situadas al comienzo, mitad y final del recorrido, ofrecen pintxos y un buen vino, una cerveza fría o refrescos.

La muralla a la luz de las velas, nuestro evento más popular, reúne entre sus 15.000 asistentes a públicos de todo tipo: curiosos y turistas, amantes de la música o la gastronomía, familias completas o cuadrillas de amigos.